sábado, 10 de diciembre de 2016

La invitación

No me interesa lo que haces para ganarte la vida.
Quiero saber qué ansías 
y si te atreves a soñar en satisfacer el deseo ardiente de tu corazón.

No me interesa tu edad.
Quiero saber si te arriesgarías a parece un tonto por amor
por tu sueño
por la aventura de estar vivo.

No me interesa saber cuáles planetas están en cuadratura con tu luna.
Quiero saber si has tocado el centro de tu propia pena,
si las traciones de la vida te han abierto,
o si te has marchitado y cerrado por miedo a más sufrimiento.

Quiero saber si puedes lidiar con el dolor,
el mío o el tuyo,
sin intentar esconderlo,
desvanecerlo 
o arreglarlo.

Quiero saber si puedes estar con la alegría,
la mía o la tuya, 
si puedes bailar con lo salvaje
sin advertirnos de ser cuidadosos,
ser realistas
o que recordar las limitaciones del ser humano.

No me interesa si la historia que me cuentas es verdadera.
Quiero saber si puedes decepcionar a otros
para serte fiel a ti mismo,
si puedes soportar la acusación de traición
sin traicionar tu propia alma.
Si puedes carecer de fe y por lo tanto,  ser digno de confianza.

Quiero saber si puedes ver la belleza,
aún cuando no sea bella todos los días,
y si puedes crear tu vida desde su presencia.

Quiero saber si puedes vivir con el fracaso,  
el tuyo y el mío
y no obstante,  ponerte de pie a orillas de un lago 
y gritarle a la luna llena:  "SI!"

No me interesa saber adónde vives ni cuanto dinero tienes.
Quiero saber si puedes levantarte después de una noche de pesar y desesperación,
cansado y golpeado hasta los huesos,
y hacer lo que haya que hacer para alimentar a los niños.

No me interesa a quién conoces
o cómo llegaste a estar aquí.
Quiero saber si permanecerás en el centro del fuego
conmigo
sin rehuir.

No me interesa dónde o con quién has estudiado.
Quiero saber qué es lo que te sustenta desde adentro
cuando todo lo demás desaparece.

Quiero saber si puedes estar solo contigo mismo
y si verdaderamente te agrada tu propia compañía en los momentos vacíos.

-Oriah Mountain Dreamer

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.